¿En qué se parece el mercado al boxeo?

91465-mike-tyson-quote-everyone-has-96kd©

El boxeo es un arte marcial muy poderoso.

Como sabemos, ha sido tratado en numerosas ocasiones en el cine con mucha teatralidad y pasión, con la esencia del enfrentamiento más visceral; pero no es mi intención emplear esta analogía desde el punto de vista de la combatividad y competitividad más evidente en el mercado frente a tus competidores o tus propuestas de solución.

Me gustaría enfocar esta comparación en algo en lo que normalmente no reparamos en muchas partes de nuestro día a día y nuestro trabajo.

¿Cuál es el músculo importante en el boxeo? ¿Es el bíceps?  ¿El deltoide?  También…, ¿cuál es realmente el golpe vencedor con el que mandaremos a la lona al rival?  ¿Es el  gancho o quizá el uppercut?

Desde mi punto de vista, la clave está en la finta. El boxeo es una técnica de estrategia y anticipación, de observación y engaño, más que de fuerza bruta.

Esa mezcla de habilidades nos hacen ganar ventaja, momento en el cual sí puede ser clave lanzar tu jugada, pero no llegarás a esa posición sólo lanzando upper cuts o ganchos al aire intentando doblegar al rival a la primera.

En este sentido, intento abrir un poco la visión sobre las posiciones relativamente cómodas en mercados estables, a los que puede llegar alguien nuevo, con ideas frescas, es decir con más cintura, observación, engaño, anticipación, … que pueden incluso dejar a los incumbentes totalmente fuera de sitio. ¿Se os ocurre algún ejemplo? A mí alguno que otro 🙂

De todos modos, no olvidéis a un maestro:

“Todo el mundo tiene un plan, hasta que le sueltas la primera hostia”. Inteligente, la verdad.

Acerca de la musa

¡Buenas! No sé cómo habrás llegado hasta aquí, pero te recomiendo recordarlo; entre otras cosas, porque supone un ejercicio mental valioso, y el cerebro es nuestro órgano más importante… merece la pena cuidarlo.

Por supuesto, bienvenido.

Si esperas encontrar aquí artículos súper documentados, curradísimos, con estadísticas interminables… no es el espíritu de la musa. La musa nos inspira, nos guía, se relaciona con nosotros. No quiero que tengas riesgo de “infoxicación” o de parálisis por análisis, simplemente es un receptáculo donde pongo mis pensamientos y mis reflexiones, que quiero compartir porque en cierta forma me parece que puede ser útil para ti.

¿Y por qué? Porque durante muchos años me dediqué a la formación, y me encantaba, me encantaba compartir mi experiencia y aprender de la ajena. Es como un chute de dopamina.

Todo cambia, hasta este blog. La vida, es cambio. Así que ya sabes. Yo me posiciono, pero mi posición es móvil.

Y por último, te animo a compartir pensamientos, experiencias, comentarios, críticas, que nos ayuden a ambos y al resto.

Gracias (siempre).