¿Qué es “dar valor” para el consumidor?

Consumers have a mindspace waiting for you.png

Cuántas veces estamos oyendo esa expresión últimamente como si estuviesen inventando el marketing 9.0… que dejada así de la mano de Dios se convierte en una frase vacía de contenido, que no te conduce al siguiente paso y, por lo tanto, inútil.

También es posible que aun intentándolo, estemos implantando aproximaciones al mercado que no consiguen sus objetivos o incluso que no estén produciendo resultados relevantes.

La clave está en que seamos capaces de hacer que el consumidor entienda bien qué le estamos ofreciendo, y que podamos ofrecerle más por su compra, sin hablar de precio; en eso se pueden resumir las estrategias de “valor para el consumidor”.

El valor es un activo que añadimos al producto que tiene las siguientes características:

  • El consumidor lo valora, lo quiere y/o lo necesita.
    • No es valor si le damos al cliente lo que nosotros queremos por nuestras propias razones (nuestros costes, stocks, logística, …).
  • Está relacionado y complementa el producto o servicio en cuestión.
    • Que pueda potenciar la experiencia de uso del producto.
  • Permite generar una relación de marca – consumidor que fideliza.
    • Ayuda a conocer mejor a tus consumidores, recabar información útil y maximizar las oportunidades a futuro, incrementando el life-time value.
  • Te diferencia de tus competidores.
    • Te ayuda a posicionarte en el mercado ocupando un mindspace del consumidor específico.

Un aspecto muy potente acerca de estos cuatro puntos es que nosotros como marketers podemos utilizar estas palancas para escoger qué tipo de valor podemos ofrecer al consumidor, que podemos alinear con la visión de la empresa, su personalidad y la estrategia a medio o largo plazo.